Antología de cuentos. Escritura creativa. Secundaria

Un año relevante o irrelevante




La despedida ha llegado
14 DE MAYO DEL 2018.- Después de todo un año, dos semestres, varias entradas y un blog, puedo llegar a la conclusión acerca de la pregunta que me hice, ¿Un año relevante o irrelevante?, la respuesta es ninguna. Sé que se esperaba que escogiera algún lado de los dos, pero al ser este el final me di cuenta que fue solo mi último año de bachillerato, no es cualquiera, no todos llegan a la meta final, pero eso no significa que hay sido malo.
       Antes de este periodo, nunca había estado en un cultural, siempre en deportivos, entré porque quise intentar otras cosas en las que me divierto y me hacen feliz. Nunca había hecho un blog y mucho menos escrito sobre experiencias propias, pero al terminar una entrada me sentía feliz y satisfecha, de que mis pensamientos salían de mi  mente mediante las palabras, incluso saber que hay personas que leen lo que escribo y encuentran al menos un poco de entretenimiento en su vida.
       No solo termino un año de preparatoria sino, una etapa de mi vida, una que estuvo llena de bajas y altas, memorias y recuerdos que me acompañan por el resto de mi tiempo en este mundo.  Le agradezco mucho a La Profe Aleida, por ponernos retos e ideas que nos hacían recordar quienes somos y todo lo que nos gusta. Por mientras me despido, de ustedes esperando verlos en el futuro.



El salón de clases
3 DE MAYO DEL 2018.-Oficialmente queda menos de un mes para salir de clases y para muchos, salir de la preparatoria, en lo personal no me siento preparada para dejar de visitar todos los días el mismo salón, pero estoy esperando ese día en el que una etapa de mi vida llegue a su fin y a otra para su comienzo. Se me ocurren muchas historia y películas en las cuales puedo comparar su situación con la mía, sin embargo, esta vez he decidido hacer una lista de cosas que necesito disfrutar o realizar antes de salir.  
Por ejemplo, como he mencionado antes, no tengo mucha memoria de que hacía cuando estaba en la primaria e incluso en la secundaria, pero esta vez he decidido tomar fotos del salón y anotar en cada una de ellas lo que hacía o incluso hacer prioridad un recuerdo de lo que era un día regular de clases. También recordar a mis compañeros y profesores, porque, aunque me cueste admitirlo este último año fue el mejor de todo el bachillerato. Incluso recordar lo detalles insignificantes como las veces que llovió y nadie quería salir del salón o cuando el proyector no funcionaba y perdíamos bastante tiempo.
La lista es la siguiente:
-Los descansos de cinco minutos que teníamos entre clases en donde las mejores pláticas se llevaban a cabo.
-Los raros momentos en donde sobraban veinte minutos de la clase y el profe escogía dejarlos libres.
-Ese pupitre del salón que cada día tenía a una persona diferente sentada en él.
-Aquellos días después de los exámenes bimestrales que eran como volver a empezar el semestre.
-Los bellos momentos en donde el profesor ponía una película que no era relacionada con su clase.
-La etapa de los exámenes donde todos sacaban sus veladoras y se ponían a rezar con las manos llenas de acordeones.
-Cuando al final del bimestral o semestre el profesor decidía cambiar los porcentajes para mejorar la calificación de uno.
-Los eventos que ponía la escuela, que, aunque no fueron la gran cosa te sentías feliz porque al menos perdías unas clases.
-Los momentos donde el maestro asignaba los equipos para un trabajo y de todas maneras terminabas con tus amigos.
-Las pláticas sobre las ideas más inútiles e inservibles que obtenían el mayor interés que uno puede dar.
-Asignarle nombre a los mesabancos de tus compañeros.
-El esperar en las mañanas la llegada de todos tus amigos y si no llegaban en la primera clase, tener la esperanza que llegarían en la siguiente.

Estas son las cosas que más recordaré de estar en mi salón de clases, probablemente en el futuro sean más, pero por mientras estas son las que llevaré en mi mente ojalá hasta mi muerte. BUENO, espero que les haya gustado. ¡NOS VEMOS!




¿Quién soy?
19 DE ABRIL DEL 2018.-Cada vez se acerca mas la fecha para salir de clases, para los de último año, la fecha para graduarse. Durante las vacaciones de Semana Santa las películas de toda mi juventud salieron a la luz y las empecé a ver y una particularmente captó mi atención, esta fue High School Musical 3. En esta última parte de la trilogía, todos se encuentran en su último año de preparatoria y están empezando a ver a qué universidad van a entrar y que van a ser de sus vidas, Gabriela ya sabe a dónde se irá y que hará de su vida, pero Troy se encuentra en medio de todo, no sabe lo que hará de subida, esta entre hacer lo que él quiere o lo que los demás esperan de él. Sabemos que durante las tres películas el principal es él y apenas me di cuenta de que está tratando de encontrarse a el mismo, se trata de conocerse para poder seguir con la siguiente etapa de la vida.
       Como me encuentro en una situación similar me he estado preguntando si me parezco más a él o a Gabriela, pero en realidad no me parezco a ninguno de ellos porque caigo justo entre los dos, ya se lo que voy a hacer con mi vida, pero al mismo tiempo me da cosa avanzar y dejar lo que alguna vez fue mi infancia. Porque lo que define que ya somos grandes y que podemos cuidarnos nosotros mismos es si sabes quién eres. La gente que se conoce perfectamente es la que tiene la vida independiente más envidiable que uno se pueda imaginar, es la que se ve tranquila y feliz por cada segundo que están vivos.
       Durante la adolescencia ese es el problema, la influencia que obtenemos de nuestro entorno se supone que forma nuestra identidad, por lo que es la etapa en la que verdaderamente empezamos a ser nuestro verdadero yo. Sin embargo, algunos de nosotros nos perdemos en el camino y es aceptable mientras que estés dispuesto a seguir buscándote y mejorar el aspecto que le tienes al hecho de estar vivo.
       Muchas personas no lo notan, pero cuando estas a punto de morirte es cuando le encuentras sentido a toda tu vida o al menos por experiencias que me han dicho y películas que he visto, esto me hace pensar lo que pasaría si supiéramos quien somos y que estamos haciendo aquí desde una edad temprana, que estilos de vida serían los más abundantes en todo el planeta y como sería la mentalidad de a gente.
       A la idea que he llegado con mucho trabajo es que todos nacemos para descubrir a lo largo de los años quien somos y puede que incluso con mucha edad no estemos seguros de esa respuesta, porque somos humanos y somos impredecibles ya que forma parte de nuestra naturaleza, esto es lo que nos hace diferentes de otros animales.


22 DE MARZO DEL 2018.- 
El aburrimiento

Probablemente una de las cosas más presentes a lo largo de nuestra vida, pero muy mal interpretada. El aburrimiento tiene como definición formal es la sensación de fastidio debido a que no tenemos interés en esa acción o tema. Digo que es mal interpretada porque es un estado que siempre creemos estar en, cuando en realidad se debe porque le damos poca atención a nuestro alrededor. Por ejemplo, yo en realidad casi ni siento aburrición a la semana porque siempre estoy pensando, recordando o viendo algo y no me fastidio muy fácil, creo que también se debe el hecho de que soy una persona muy paciente y tolerante. 
       Especialmente en esta semana de exámenes estar aburrido se convierte en un paso de nuestras rutinas diarias. En estas ocasiones entiendo perfectamente porque la gente lo dice, pero hay situaciones en las que pienso muy profundamente en la existencia propia. Uno de los efectos que tiene el aburrimiento es que provoca al sueño, hace que este se apodere de tu mente y luego del resto de tu cuerpo, sin embargo, tengo problemas con el hecho de dormir porque se vuelve en un debate. Mucha gente piensa que debo de dormir entre 8 y 10 horas diarias para ser saludable, pero lo que en realidad necesito es dormir para seguir funcionando al día siguiente, gracias a la escuela solo necesito 4 horas para seguir funcionando al día siguiente.
       Hago esta excusa porque siento que mientras estoy vivo necesito apreciar cada momento que respiro, aunque este en un estado negativo o de aburrimiento, porque en la muerte lo único que voy a obtener es descanso, lo que significa que dormiré por mucho tiempo y mi cuerpo y alma al fin tendrá la tranquilidad que tanto ha querido. 
       De todas maneras, durante varios años he llegado a salirme del aburrimiento al seguir estos pasos:
-Pensar en todo lo que puedes hacer en ese momento, puede ser tan simple como esperar a que toque la campana, jugar con tus manos, hacer algún trabajo, etc.
-Darte cuenta de lo que has hecho hasta ese punto con tu vida, todas las decisiones que has tomado y ver qué circunstancias te llevaron a ese momento.
-Pensar en lo que harás en 10 minutos, una hora, etc. Puede ser que vas a comer o dormir, pero te mantendrá ocupado.
- Inventar historias ridículas con todo lo que estás viendo o lo que está sucediendo a tu alrededor.
-Recordar, este probablemente sea el mejor consejo ya que te saca del aburrimiento y te ayuda a revivir sentimientos, emociones o momentos que involucran a la persona que eres el día.
       Después de todo lo más importante es no desperdiciar el momento que estamos vivos, porque no se sabe lo que puede pasar al siguiente segundo, como dicen lo único asegurado en la vida es la muerte, así que hay aprovechar cada momento de vida. Espero que les haya gustado, no fue muy largo, pero es de mucha ayuda. ¡NOS VEMOS!
Blanco y Negro

Toda la semana estuvimos tocando temas sociales, relacionados con todo lo que está sucediendo con la política, la mayoría de los individuos a mi alrededor están decidiendo que hacer con todo eses asunto. Yo me estoy relajando, tratando de vivir a gusto y cómodamente, pero no me estoy haciendo ciega antes ese asunto, solo que entiendo ambos lados y por eso decido no tomar una decisión. Este días leímos en filosofía sobre Samuel Ramos, el fue un académico y filósofo mexicano que tiene un texto en el que crítica a las diferentes vistas que tiene el mexicano, el texto que leímos se trataba sobre el ¨pelado¨mexicano, aquel que no tiene filtro y dice lo que se le antoje la gana. Según Ramos este tiene dos personalidades una verdadera y una falsa, la falsa es la que da a todos a conocer, con la que convive con su alrededor, pero esta sirve para cubrir la personalidad verdadera, aquella que esta tan deprimida e insegura debido a la condición social o el ambiente en el que vive. Ramos se refiere más al hombre en sí, pero siento que este sentimiento se encuentra muy presente en la realidad, no solo en el aspecto de la política, pero en cada factor de nuestra vida. 

       También he notado que  tan atrasados estamos como sociedad, aquí no solo me refiero a México, pero como mundo global, hay cosas que ya deberían de dejar de existir, cosas que ya no tienen sentido y que solo estorban al progreso. Muchos critican a mi generación por romper las reglas y nos dicen que vamos a pagar por todo lo que hagamos y tienen razón, venimos a romper las reglas hechas con diferentes ideologías y tiempos, porque ese es el principio de adaptación y si no puedes hacerlo no mereces seguir rigiendo la vida. 

       Hay cosas en las que aún no quiero entrar, se que uno con la edad no significa que sea adulto, pero uno no puede evitar sentirse con la capacidad de tomar sus propias decisiones, honestamente hay ciertas cosas que quisiera cambiar y puedo, pero y tengo que aprender a lidiar con el hecho de que soy una mujer en México, puede que sea triste esta realidad, pero necesito aprender a ver los dos lados.     

       Bueno, eso fue todo, se que fue más como un berrinche, pero tenía que dejarlo salir, espero que les haya gustado ¡NOS VEMOS!

Evoluciones

Cada persona tiene la habilidad de cambiar ya sea para el bien o para el mal, yo he decidido mejorar ya que estoy entrando a un estado mental que requiere cierta madurez. Por ejemplo me preocupo más por las cosas a mi alrededor y de las personas, me enfoco más en la realidad, también tiene que ver el hecho de que ya entraré a la universidad en poco tiempo. Pero viendo a lo largo de mi vida he tenido varias evoluciones, desde que era pequeña hasta este momento. Estas fueron las etapas que tuve:

-Disney
Toda mi niñez estuvo rodeada de Disney, todas sus películas, especiales, series y ropa afectaron mi manera de ser y la manera en la que veía las cosas. Siento que es una tristeza que no me acuerde de la mayoría de las experiencias que tuve, pero debido a las fotos que hay en mi casa fue una muy bonita.

-Mainstream
Esta etapa duro desde el ultimo año de primaria a segundo de secundaria, mi forma de ser era controlada por las modas del momento ya que fue cuando crecí y empecé a convertirme ¨mujer¨, por alguna razón me sentía poderosa, puede ser el hecho de mi estatura o porque me había convertido finalmente en adolescente. 

-Carrie
Probablemente esta sea la etapa que más me acuerdo de y la que más me afecto, todo empezó cuando vi por primera vez la película de Carrie (1976), creo que hubo una parte de mi que sentía mucha empatía por ella y se relacionaba con ella. Creo que desde esa película mi manera de verme a mi misma, de ver a los demás y las cosas a mi alrededor cambio totalmente. Esta empezó en segundo de secundaria y aveces hasta la actualidad aun me siento de esa manera. Esta también se debe a ciertas experiencias que sucedieron, pero la mayor influencia fue esta película.

En la actualidad trato de alejarme de esa evolución, pero aveces recaigo en ella por ciertas razones, pero tengo que levantarme cada vez, porque al final lo que cuenta es la cantidad de veces que te levantas no las que te caes.


Bueno espero que les haya gustado y que hayan disfrutado su día ¡NOS VEMOS!.


o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o



El cuidado en ti mismo



La mayoría de la gente, aunque no lo admitan, hasta cierto punto se preocupa por su imagen. Ya sea para ellos mismos, para otras personas o sin alguna razón. Pero no hablaré de la parte física, sino de la parte mental. Esta semana me he dedicado a entender, confiar y expresar la parte mental de mi (con esto me refiero a mis emociones, estado mental, ideologías, lógica y forma de ser) porque evalué todas las opciones en las que tenía que trabajar y la de más importancia fue ésta. En mi caso muchos de los comentarios que obtengo tienen que ver con el comportamiento que tenía de pequeña, pero la gente cambia con el tiempo y las experiencias que tiene, la primaria fue una etapa muy bonita de mi vida, por lo contrario, la secundaria fue totalmente diferente. Estuvo llena de experiencias que en su mayoría no tienen mucha malicia, pero las malas experiencias impactaron mucho mi manera de ser y fueron la razón de un cambio en mi. 

       Sin embargo, actualmente recuerdo esas memorias y pienso en su causa porque si creo que todo sucede por algo, me enfoco en el efecto que tuvieron en mi y, a largo plazo, me ayudaron a enfrentar cosas que nunca pensé que sería capaz de hacerlas. Digo esto porque la independencia se acerca cada vez más y no me siento mayor, en ningún aspecto, por lo que me preocupa todo eso de crecer y madurar. Siento que aún soy esa niña de quince años que solo se preocupaba por el siguiente libro que iba a leer y a que hora llegaría su madre del trabajo. Da miedo crecer, especialmente cuando no te sientes preparada, pero debemos de disfrutar ese miedo, porque todo lo malo puede volverse en algo bueno con ayuda del tiempo.

      Lo primero que hice fue apreciar cada cosa que había y que hacía al llegar a mi casa, apreciar los muebles, las personas, las mascotas y el aura de la casa. Después me enfoqué en las acciones que hago diariamente en la casa como estar comiendo, haciendo tarea o simplemente estar acostada en mi cama. Esto hizo darme cuenta de mi verdadero alrededor, me dio un sentido de confianza y paz. Después viene el reto de expresarse, honestamente yo no me considero una personas paciente ni tolerante, me considero una persona poco expresiva y eso se puede ver como paciencia y tolerancia. Por ejemplo no contesto las preguntas de los profesores, pero hablo más a mi manera con ellos, les dejo saber que no solo soy un número. Lo último sería aceptarte a ti mismo, este es el paso más difícil porque abarca cada aspecto de tu persona, incluyendo a lo que más detestas de ti, por lo que estás bien si a la primera no lo obtienes, el empeño y es fuerzo es lo que cuenta. 

Bueno espero que les haya gustado esta entrada, ¡NOS VEMOS!

o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o

El miedo de no saber 

Esta semana estuvo llena de mucho conocimiento sobre mis profesores, no se porque, pero a la mayoría de ellos les pregunte como escogieron su carrera, pensé que no sería malo enterarme de ello y no tenía nada que perder. Las respuestas que me dieron me sorprendieron porque cada una fue diferente, desde pequeña siempre he tenido en la mente que primero es preescolar, después primaria, secundaria, preparatoria y después la universidad, pero pasabas de nivel cada año. La mayoría de ellos se tomaron un tiempo antes de entrar o entraban pero decidieron cambiarse de carrera. Algo que todos tienen en común es que en la actualidad ellos son felices como profesionistas, que puede que uno ya tenga una idea de su camino, pero las cosas pueden cambiar y uno puede tomar una nueva ruta. 

       Mi punto es que aunque no pueda ver mi futuro o contestar mi preguntas, debo de disfrutar lo que es no saber, no ver, porque puede que algún día ya lo tenga todo y no vuelva a sentirme así. Tengo que aceptar la angustia, estrés y miedo que me cause. Después de que llegue a la casa ese día, me puse a ver todas las películas que me recordaban mi infancia, porque pensé que si las veo de grande puedo comprender cosas que de pequeña no entendía y satisfacer a mi cerebro.

       Primero empecé con las tres películas de High School Musical y tengo que decir que nunca había llorado tanto en mi vida como lo hice al ver cada una de esas películas. La que más me pego fue la última que se hizo en el 2008, después de diez años, es mi turno. Me toca prepararme para mi último esfuerzo en la preparatoria, para darle lo último de mi persona a gente que probablemente no vuelva a ver el resto de mi vida. Así que para no terminar esta entrada en tristeza les dejaré una lista de las películas que puedes ver para que te recuerden tu juventud.

-Juego de gemelas (1997)
- Casper (1995)
- Mickey´s House of Villains
- Mini Espias
- 10 cosas que odio de ti
- Atlantis el Imperio Perdido
- Los Diarios de la Princesa
- Viernes de Locos 
- Peter Pan (2003)
- Una serie de eventos desafortunados
- El extraño mundo de Jack 


Bueno esas fueron unas de las películas que más me recuerdan ami infancia, espero que les haya gustado. ¡NOS VEMOS!

o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o

Bienvenidos a la rutina del hoy, el regreso a clases no siempre es lindo, pero siempre es efectivo. Llevo apenas una semana como estudiante de sexto semestre y aunque el tiempo me está pisando los talones, de alguna manera he logrado mantenerme calmada. No es solo porque apenas la escuela esta empezando si no por una lista que hice llamada: 

¨Propósitos de vida¨


La hice porque en uno de los vídeos que vi en las vacaciones recomendaban que para encontrar tu vocación debes hacer una lista de tus gustos y habilidades, en base a eso podrás encontrar el área en el que tu vocación se encuentra. Mientras estaba escribiendo lo que me pidieron me di cuenta de que los gustos pueden cambiar y que puedo adquirir nuevas habilidades en un periodo muy corto. Entonces empecé a escribir hábitos, ideas o posibilidades que han estado conmigo desde que estoy pequeña. Los revisé y eran cosas que quería seguir cumpliendo y cumplir en un futuro, esto me ayudó mucho, porque tengo algo que hacer todos los días que me acerca al propósito que escribí y me ayuda a no tenerle miedo a lo que puede suceder.

A continuación les enseñare unas de las cosas que escribí en mi lista:
- llegar a un punto en mi vida en lo que más me preocupe sea si voy a tomar café con o sin azúcar.
- ser profesionista
- ser independiente
- regresar a otros todo lo que recibí a lo largo de mi vida
- disfrutar mi trabajo
- volver a visitar Canadá
- hacer feliz a mi gato
- no tenerle miedo a las calles muy transitadas

Pueden ser las cosas más simples o complejas para uno, pero deben de hacerte feliz tan solo de pensar cuando las cumplirás y el camino para llegar a ellas deben de darte esperanza y ganas de disfrutar y mejorar cada día de tu existencia. Con tan solo hacer algo pequeño cada día ayuda, ya sea estar positiva o sonreír. Bueno espero que les haya gustado el tema de esta semana y que los haya ayudado. ¡NOS VEMOS!


La semana del semestre

Cada semestre tiene sus tiempos difíciles y sus tiempos fáciles. Los tiempos difíciles por alguna razón son los más importantes porque sostienen algo que se conoce como calificación. Esta calificación determina si uno será libre desde la salida de la escuela o si seguirá en un compromiso con ella. 
En la actualidad esta semana esta llegando a su fin, pero no deja de ser igual de estresante, ya que los nervios sobre todos los números escritos en los exámenes nos consumen. Sin embargo, durante todos estos años de estudio he aprendido a lidiar con toda esa ola de emociones, pensamientos y enfrentamientos que llegan con esta semana:
1-. Darse cuenta de la verdadera realidad.
La mayoría del tiempo en el que me estoy preparando para un examen me preocupo por todo, literalmente, pienso en cada pregunta que puede venir en el examen, el profesor que nos dará el examen, el tiempo, etc. Por eso uno necesita tranquilizarse y darse cuenta de lo que en realidad va a pasar, uno nada más se sienta a llenar una hoja de papel con grafito. Eso es todo y para un mejor tranquilizante, todo lo que puede venir en el examen es algo que se vio en clase o que viene en tus libros o cuadernos. Hubo ocasiones en las que temas no vistos aparecieron en el examen, pero tienes todo el derecho de reclamar, ya que el propósito de un examen es darle a conocer al profesor lo que uno aprendió durante el semestre.

2-. Verle siempre el lado positivo
Esto es una de las maneras más efectivas para no pasarla mal en esta semana. Puede que muchos piensen d otra manera, pero estar de buen humor, especialmente esta semana, afecta a todos los aspectos que tu día. Algo que yo práctico en todo momento es poner mi atención en una situación, después ver todo lo negativo que tiene o puede tener para poder sacarle todo lo bueno que tiene, de esta manera me concentro en lo positivo y saco lo negativo. 

3-. Balancear la escuela con la vida
Uno está tan metido con la escuela que pasa todo un semestre sin apreciar todo lo que en realidad pasó, o en lo contrario no le pones nada de atención en la escuela y te va peor. Esto me pasó durante cuarto semestre, me concentré tanto en la escuela que todo lo que pasó a mi alrededor me lo perdí. Algo que me ayuda es relajarme durante la escuela, tal vez llevarme una almohada o un nintendo, esto me relaja y si tengo trabajo que hacer en la tarde me encuentro más relajada y no tan estresada.

4-. Tratar de disfrutarlo
Puede que esto sea algo que mucha gente me contradiga en, pero este periodo es uno de los mas bonitos de la escuela, por ejemplo, en mi salón dos filas del salón antes de un examen se ponen a rezar para que les vaya bien o las tonterías que se les ocurre decir durante la prueba. También es muy satisfactorio empezar a contestar un examen, terminarlo y darte cuenta que no tuviste ninguna duda y que no se te hizo muy difícil. Por estas y muchas otras razones pienso que es importante disfrutar esta semana. 

Bueno esos son los consejos me sirvieron durante esta semana, nada más me falta completar dos exámenes y seguramente los utilizaré. Espero que les haya gustado. ¡HASTA LA PRÓXIMA!


La ayuda


Una personas en cualquier momento de su vida necesita ayuda y puede ser de otra persona, de alguna cosa o incluso de si misma. Así que fui a buscar ayuda para tomar una decisión sobre la carrera que voy a estudiar. Decidí ir con un psicólogo que algunos doctores le recomendaron a mi madre, porque el sólo ve a jóvenes y a niños, también porque no pierdo nada al hacerlo.

       Llegó el día de la primera sesión y en camino a su consultorio me sentí emocionada, pero cuando llegamos al lugar me arrepentí y no quería bajar del carro, sin embargo me relajé y bajé del carro. Entramos al consultorio y mi madre fue la primera en pasar ya que ella le tenía la historia de mi vida y la razón por la que vine, mientras ella estaba siendo entrevistada noté que uno de los letreros decía que aquí se utiliza la psicoterapia para ayudar al paciente. Inmediatamente saqué mi teléfono y busque lo que era esta disciplina, para mi sorpresa, encontré que era la forma de terapia mediante el cambio de conducta, pensamientos y sentimientos. Después de leer ese artículo no quería entrar a hablar con el psicólogo, porque pensé que iba a dejar de ser la persona de hoy, que querían cambiar mi forma de ser, pero de todas maneras entré.

       Viéndolo ahora esa fue una de las mejores decisiones que he tomado, el psicólogo me dijo que lo que yo quiero es encontrar mi vocación y no una profesión, la vocación es una relación sentimental que se tiene con la carrera y la profesión es la que realizas con la razón. Me dijo que esa es la meta porque un cliente prefiere a un profesionista  que tiene pasión a uno que solo tiene los estudios. Uno de los ejercicios que hicimos fue una vista al pasado, a mi infancia para ser específica, me dijo que buscara algo que no podía soportar no tenerlo, algo que fuera tan preciado para mí que sin él mi existencia no sería la misma. Encontré un peluche de una muñeca de porcelana, un oso de peluche y un libro de Charles Dickens, después me preguntó: ¿En qué carrera puedes utilizar esos tres elementos?. No le pude contestar al instante, pero he reflexionado toda la semana sobre eso y aunque no la he encontrado estoy inclinada a más carreras que antes.
       Antes de irme me dejó una tarea, en una hoja de papel tenía que anotar cómo me veo de aquí en seis años; trabando con personas, animales, máquinas, sola, también si estaré dentro del país o fuera del país, etc. Esto es para darme una idea de lo que quiero hacer en el futuro cuando tenga veinte, treinta años y darme cuenta de mis limites.

Bueno eso es todo por esta semana, espero que les haya gustado y que intenten estos ejercicios porque me están sirviendo. ¡Hasta la próxima!

o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o

La vida real

La escuela tiene muchas actividades que forman al alumno y lo hacen darse cuenta de la realidad y de su entorno. Una de ellas se llama LA EXPERIENCIA LABORAL, en ésta, como lo dice su nombre, vas a trabajar a una fábrica como un empleado durante una semana. Dependiendo de la fábrica en que le toque a uno y el área de trabajo cada alumno forma su propia experiencia. 
       Antes de ir te dan un curso de inducción que prácticamente nos hace saber las condiciones de un empleado de fábrica aquí en Tijuana. Después de que pasa la semana tenemos otro curso que es de salida y conclusión para compartir todas las experiencias y hacer conciencia de esto. 
       Honestamente cuando la empezaron a anunciar no estaba muy emocionada, porque me enfoqué en todos los proyectos que tendría que hacer y terminaron haciéndola en una fecha que no me gustó porque todo se nos iba a juntar al final. 
       Pero lo curioso es que yo estaba un poco familiarizada con la idea y propósito de esta experiencia, porque dos años antes mi hermana la tuvo y aunque me decía todo lo que hacía y como era el trabajo, no le prestaba mucha atención. 
       Llegó el curso de inducción y honestamente quedé un poco impresionada, sabía que las condiciones de trabajo no eran las mejores, pero la manera en la que viven estas personas me hizo agradecer todo lo que tengo y lo que haré en el futuro. 
       Este taller me dio un poco de ganas para ir a trabajar, sin embargo no quería hacerme expectativas para no desilusionarme o emocionarme de más.
       Me tocó trabajar en una fábrica que hacía televisiones para varias compañías, por lo que tenía cinco edificios y cada uno tenía diferentes áreas. Toda las semana trabajé en el área de sub-ensamblaje, entraba a las 6:30 a.m. de la mañana y salía a las 4:30 p.m. Descansábamos media hora para el desayuno y media hora para la comida.        
       El trabajo que me tocó realizar toda la semana fue etiquetar controles remoto, ponerle pegatinas (stickers) a la base de la televisión, contar los paquetes que llegaban y contar los cables que llegaban. El trabajo en sí no era tan cansado, pero te cansaba lo monótono que es. Durante 9 HORAS haces lo mismo, pero si tienes suerte te cambian de rato en rato. 
       Lo bueno es que la mayoría de los trabajos que tuve me requerían estar sentada porque los de la línea de producción se quedaban parados todo el día y nada más en los descansos se podían sentar.  
       Durante la semana conocí a varias personas, como mi compañera de enseguida, ella llevaba 3 meses trabajando en la fábrica y me contó sobre lo afortunados que muchos trabajadores son aquí, ya que sus derechos son respetados, pero hay muchos de sus familiares que trabajan para otras empresas y tiene una vida más dura.
       Hablé con un señor que llevaba trabajando en la fábrica bastante tiempo y era supervisor, me dijo como todo su esfuerzo por llegar ahí puede ser en vano si un ingeniero (con o sin experiencia) llega a quitarle su puesto y le pagan más porque tiene título.
Lo que la semana me dejó saber es que todo vale la pena y hay que hacer todo con todas las ganas del mundo. También que necesito estudiar algo, para tener mejores oportunidades. Estas personas no viven las vidas más atractivas, pero son felices, agradecen todos los días que están vivos. Esto es algo que voy a llevar en mi mente y corazón a lo largo de mi vida, es algo que en realidad me permitió ver la vida real y en como la podemos mejorar.
Bueno espero que les haya gustado e interesado el tema de la vida laboral.

NOS VEMOS.

-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-

La Carrera de tu vida
En un mundo gobernado por el materialismo de las personas, la vida se vuelve más complicada. No es lo mismo ser un adolescente en la actualidad que en los años anteriores, ahora existe más competencia, personas y responsabilidades que uno debe de tomar y hacerse cargo de. Una de las responsabilidades más grandes que uno tiene durante los primeros años de su vida es la escuela y dentro de esta etapa se toma, lo que puede ser, la decisión más importante en la vida de la persona, la carrera.
Yo a veces me pregunto porque se debe de tomar una decisión tan grande a una edad temprana y a una etapa llena de subidas y bajadas. Esta semana solo pensé en eso, ¿Qué sería algo que me guste hacer todos los días por el resto de mi vida?, la respuesta aun no la encuentro. No conozco la profesión que voy a ejercer, sin embargo, conozco perfectamente lo que no quiero estudiar, ya que causa una ligera molestia en mí, como la economía. Personalmente se me hace muy complicada y la veo con una imagen aburrida. Creo que no forzosamente tiene que ser una materia de la escuela la que decida la carrera de estudio, puede ser una cosa que experimentes en tu casa o incluso un hobbie.
El plan ideal para encontrar tu profesión es tener la habilidad para ella y que te apasione estudiarla y ejercerla. Es mejor que uno se tarde en buscarla, pero cuando la encuentras se sabe que es la indicada. Lo más importante es no perder la esperanza, puede que todos los demás ya la tengan y estén muy seguros de ella, pero eso no significa que uno debe sentirse mal, al contrario, esto nos da ganas de seguir en la búsqueda. Otra presión que muchos no se toman en cuenta se presenta en la forma de los padres, por ejemplo, una amiga encontró la carrera para ella, vio la lista de materias, las prácticas y los campos de trabajo que tiene y decidió que esa era para ella. Sin embargo, esta profesión no se encuentra en la ciudad o en el estado, a sus padres no les gustó esa idea y eso afectó un poco la decisión que tenía, pero siento que al final ellos siempre nos apoyarán en nuestra decisión, siempre que no nos afecte y en vez nos beneficie.  
Actualmente sigo insegura acerca mi profesión, he buscado en miles de páginas alguna carrera que me llame la atención, pero hasta el momento la única que me ha llamado la atención es Ingeniería en Textiles. No estoy cien por ciento segura de esta, pero definitivamente se suma a la lista de posibilidades, también empezaré a ir a los cursos de información que ofrece la universidad para saber lo que es mejor para mí.

Bueno, espero que les haya gustado el tema de esta semana, es uno de los temas que más pasea por mi mente y uno de los más hablados a esta edad. ¡NOS VEMOS¡


La Infancia
Probablemente una de las etapas más importantes en la vida de uno es la infancia, muchos dicen que es la etapa en la que uno forma la primera idea de la identidad y es la que define y acomoda las siguientes etapas. He leído artículos que dicen que la infancia es una de las etapas que está más llena de felicidad y honestamente siento que tienen razón, claro que debieron de haber momentos tristes, terroríficos y de angustia, pero uno como niño trata de enfocarse en lo bueno, en lo divertido ya que no somos tan conscientes de todo lo que nos rodea, solo nos enfocamos en lo que nos gusta y nos hace sentir bien, uno de los recuerdos más presentes en mí es mi primer día de clases de la primaria, lo recuerdo porque al entrar al salón estaba la palabra "WELCOME" escrita en la pizarra, me pasé todo el día viendo esa palabra porque nunca la había visto. Para muchas personas esta etapa es una de las más bonitas, para mí es una de las más preciadas; tienes los "primeros" de cada cosa, es una etapa en la que el mal que hay en el mundo no siempre esta tan presente, siempre hay alguien que te esté protegiendo, no existen tantas responsabilidades que estén sobre tus hombros y en general la vida no es tan complicada.
       Hace unos pocos días una amiga cumplió sus diecisiete años, pero no parece serlo ya que muchas personas la han confundido por una niña de doce años. Ella a veces siente que nunca se verá de su edad y que esa niñez se quedará con ella durante el resto de su vida. No importa el número de veces que me repita esa inquietud yo no le veo un lado tan malo o al menos a esta edad no creo que sea algo que impida a la felicidad.
       A diferencia de muchos yo no tengo muchas memorias sobre mi infancia, no recuerdo tardes con mi familia o cosas que hacía en la escuela, gracias a eso trato de apreciar todo lo que estoy viviendo en este momento, sea malo o bueno, también hace poco fue el cumpleaños de mi hermano menor y verlo obtener su licencia me causó tristeza y felicidad, ya que es uno de los documentos "de adultos" que se pueden obtener en la adolescencia y le da a uno un nivel de poder, pero lo aleja de la niñez. Incluso ver todos los días la escuela me causa reacciones mixtas, saber que yo pasé por esos años y ver todo lo que hice me da a conocer que el tiempo en realidad si se pasa volando.
       Este año es el último que está vinculado con la infancia y siento que es mi deber fortalecer esa unión. No quiero sonar como Peter Pan, pero ciertas cosas son verdaderas, en este momento no tengo ganas de crecer porque sé que podría pasar en el futuro y la mayoría de esas cosas me dan miedo, porque ya no habrá alguien que siempre me cuide, que esté a mi lado ayudando en cada cosa que hago, ahora la vida depende solo de mí y las decisiones que tome en ella. Por suerte hay ciertas cosas que me relajan y me dan un sentimiento de esperanza, pero hay cosas que no puedo negar; el tiempo pasara y yo con él, no debo quedarme atada a cada etapa que llegue a mi camino, tengo que aprender, disfrutarla y seguir adelante.   

       Bueno espero que les haya gustado y hubieran recordado una memoria de su infancia, ¡Hasta la siguiente!

-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-


Un año relevante o irrelevante
Seguramente leíste el título y te preguntaste ¿A qué se refiere con eso?, bueno la respuesta es simple. Me llamó Paulina y estoy en mi último año de preparatoria, tengo diecisiete años de vida y uno más para saber que hacer con ella. Actualmente no sé que carrera voy a estudiar y por eso sufro de crisis existenciales (cuando uno cuestiona su realidad) a un ritmo irregular. En este blog hablaré principalmente de los problemas que llegan cada semana a mi mente y como se pueden superar.

La primera pregunta.
¿Qué van a estudiar? fue la pregunta que todos los maestros hicieron durante la primera semana de clases. Siempre dicen que tenemos tiempo, pero nos apresuran o nos recuerdan de vez en cuando. Si ya sabes a que te vas a dedicar te enfocas en eso y le das importancia a las cosas relacionadas, sin embargo, uno que no tiene idea está abierto a todo y se deja influenciar para saber a que dedicarse. Puede que no todo te llame la atención, pero eso de todas maneras nos ayuda, por lo que salir y conocer lugares es bueno y en la mayoría de los casos ayuda a que uno forme una mejor idea o su identidad.

       Yo me encuentro en un conflicto con eso porque no sé si confiar en mis habilidades o mis gustos. Este verano me puse la meta de escoger una carrera basándome en uno de los dos, pero me dí cuenta que si encuentro esos dos en una profesión es mucho mejor porque es una decisión grande y a esta edad es probablemente una de las más importantes. Traté de hacerla e incluso el semestre pasado hicimos una prueba que relacionaba tu perfil con cuatro carreras y se supone que te debía de orientar más. A mí sin embargo me confundió, pero me dejó con una mente más accesible e interesada en otras cosas, también en esa página te daban una multitud de carreras y te decía las características que debías de tener para cada profesión.
       Un consejo que muchas personas me han dado es que le dé tiempo y que acumule cierta experiencia, para hacer una buena decisión. Incluso, dicen que el último año de preparatoria es uno de los más memorables, no solo por el hecho de que te gradúas, sino porque es un año en el que realmente llegas a conocerte mejor, aprovechas para hacer cosas que antes no querías hacer o no creíste que podías hacer y es el fin de la niñez o de la etapa de la infancia. Yo le tengo esperanza a este año, siento que tómo el poder al decidir qué hacer con mi vida, que lo único que cuenta es disfrutar los malos y buenos momentos y todo tiene su propio momento así que no hay razón de preocuparse si es innecesario.
       Mi última recomendación sería aprender a relajarse y a disfrutar todo lo que llega a tu camino y no evitar el estrés. Yo le tengo pavor al estrés porque me hace sentir cansada, en un mal humor y no me permite ser yo misma. Así que otra recomendación sería ponerse metas, estas pueden ser de corto o largo plazo, pero tienen que ayudar cualquier ámbito de nuestras vidas.
Bueno espero que algo de todo esto les haya ayudado a relajarse y disfrutar de su vida, ¡Hasta la próxima!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cuentos para la paz

Recientemente el Colegio participó en el concurso internacional de "Cuentos para la paz" concurso anual que se realiza entre todos...