Las notas libres


Las voces de nuestro colegio son múltiples y variadas. Aquí podrás escuchar algunas de ellas platicando sobre temas libres pero importantes para nuestra comunidad escolar. ¿Tienes algo que contar? Envíalo a iberolobos@gmail.com

o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o
TRAPPIST-1
Por: Mauricio Duarte

JUEVES, 23 DE FEBRERO 2017.- El día de ayer la NASA anunció, por medio de la televisión aproximadamente a la 1:00 P.M., el descubrimiento de un sistema solar etiquetado como TRAPPIST-1 con 7 planetas descubiertos y un Sol.
       El hallazgo fue posible gracias al telescopio TRAPPIST-Sur en el Observatorio La Silla de European Southern Observatory, el Very Large Telescope (VLT) en el observatorio Paranal y el telescopio espacial Spitzer de la NASA.
      Desde mayo de 2016 se tenía conocimiento de este sistema, pero solo se conocían 3 planetas, pero no se había hecho saber. Los científicos pudieron calcular y suponer el tamaño de los planetas gracias a la luz que producía la estrella y la sombra que producían los mismos.
      Este sistema se encuentra aproximadamente a 40 años luz de la tierra (378429231084782.56 km) y se sabe que 3 de estos planeta se encuentran habitables y son similares a la Tierra (en cuanto a tamaño).
      Este puede ser un descubrimiento evolucionario, es cierto que aún no tenemos los recursos necesarios para poder llegar a TRAPPIST-1 pero con el hecho de descubrir planetas habitables con características similares al de nosotros lo hace completamente un suceso del cual se puede hablar y llegar a discutir a futuro.
      ¿Sera que puede existir vida dentro de estos planetas?, ¿puede existir alguna bacteria que se haya desarrollado y haya formado vida microscópica?, este descubrimiento me hace pensar demasiado sobre ¿cómo será? o que pasara cada segundo en la infinidad oscura con pequeñas manchas blancas que denominamos como cosmos o espacio.

      Este tema es de mucho interés y la verdad creo que como raza humana esto puede ser algo evolutivo y, a mi parecer, algo sumamente atractivo. Antes esto parecía un tema de ciencia ficción, pero ahora todo se ha vuelto realidad, planetas donde se pueda desarrollar vida a parte de nuestro planeta es una bella locura.
Foto: Captura YouTube / NASA, El Universal.
o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o

Cómo la cultura ha transformado mi vida.
Por: Audrey Lopez Morgan

La mayoría de nosotros vemos la cultura como un elemento más de nuestra vida diaria y en ocasiones nos olvidamos del impacto que la cultura genera en cada uno de nosotros, desde nuestras costumbres hasta la toma de decisiones.
       En primera instancia podría hacer énfasis en la enorme y evidente diversidad cultural que acontece en nuestro país y, más específico, en nuestra ciudad. Las cosas aquí siempre han sido –y al parecer siempre serán- el producto de una mezcla de gente con ideas y mentalidades distintas que ceden o presionan hasta formar lo que conocemos como "transculturación". Quizá, inconscientemente, ese sea el motivo por el cual mis gustos musicales sean tan variados y extensos como lo son, desde música instrumental o tranquila como "Sleeping At Last" a "Pink Floyd", "Blackstreed" o Cultura Profética (al menos mis padres no son capaces de comprender de dónde vienen tantos estilos diferentes). Pero desde mi punto de vista eso no resulta un fenómeno inexplicable ni nada fuera de lo común porque es precisamente la cultura que me rodea la que me dice que la mezcla es completamente razonable y válida.
       Otro factor influyente de la cultura en mi persona es el poco interés que tengo por actividades festivas nacionalistas (ya que las veía como aburridas o me sentía indiferente ante ellas) y, en cambio, aquellas fiestas aprovechadas por el comercio y mercadotecnia suelen llamarme más la atención como Halloween o Navidad, y esto no es precisamente porque tengan mayor valor o significado para mí, sino porque la cultura estadounidense (que me resulta más próxima que la del mexicano que vive en el sur o centro del país) me resulta más sencilla de adoptar.
       Para mi mala suerte esto no sucede con  la comida, puesto que es una de las cosas que tengo verdaderamente arraigadas a mí. Disfruto como nadie de las tostadas, los frijoles y los tamales. El pozole y el menudo no son mis platillos favoritos pero no sé qué haría sin mi sopa de tortillas o un caldo de pollo en pleno día lluvioso. No encuentro ese sazón y la sensación agradable en el paladar en otro sitio y no me imagino pidiendo unas tortas ahogadas en Inglaterra. Claro que, hablando de otras culturas, la italiana es de mis favoritas pero, aún con todo el desastre de nuestra nación hay algo que me mantiene aquí por gusto.
       Por alguna extraña razón no tengo esas ansias por correr al mundo y olvidarme de mis raíces, por el contrario, he crecido con unas ganas desesperadas por explorar y regresar, compartir, ser guía e impulso de mejora. Se me ha enseñado a soñar en grande aunque aún no me enamoro del sueño americano. También me han rodeado los comentarios de una cultura conformista que se satisface de ver a otros caer por la incapacidad propia de lograr sus metas.
       Antes solía ver la cultura mexicana como opresora y decaída, en la cual el pan y el circo es el método infalible para contentar el pueblo. Sin embargo, ahora entiendo que las cosas no son tan drásticas como parecen. Realmente las posibilidades de cambio residen únicamente en cada uno de nosotros, y es este pensamiento de iniciativa el que nos mueve poco a poco y nos impulsa, nos obliga a entrar a la lucha que pareciera imposible por trascender.
       Al final de cuentas es parte esencial que me conforma y me marca en la toma de decisiones. Podría decir que es rasgo característico de los mexicanos el tener esa creatividad y esas ganas por portar con orgullo y originalidad el nombre de nuestra nación. ♣

No hay comentarios:

Publicar un comentario