jueves, 23 de noviembre de 2017

¿Por qué detesto la escuela?



Por: Cristan Medina
A lo largo de mi vida he sentido un desprecio por la escuela, no sabía con exactitud cuál era la razón, pero ya descubrí cual es. La escuela nos mete en el “círculo del 99”. Si no sabes que es el círculo del 99, te diré. 
       Hace poco vi un cuento que trata de un rey que tiene un sirviente esclavo muy feliz, siempre estaba contento y era muy amable, el rey le preguntó la razón, el sirviente le dijo, que no tenía razón de ser infeliz, tenía hogar, familia y sus necesidades estaban satisfechas. 
       El rey se enojó, le preguntó al más sabio de sus sabios la razón de la felicidad de su sirviente, éste le dijo que es porque no ha entrado al “círculo del 99”. Éste círculo hace referencia a que falta solo un numero para que sea perfecto, para que llegue al cien, y cuando forzaron al sirviente a entrar a este círculo, se volvió infeliz y gruñón. 
       Ahora bien, ¿por qué digo que la escuela nos mete en este círculo? Porque nos obligan a ser perfectos. 
       En mi opinión el ser perfecto no existe, es un destino al que jamás llegaremos, ya que el camino se hace más largo cuando caminamos, y en ese recorrido nos frustramos y desesperamos porque damos pasos atrás, o nomas no podemos avanzar, por eso es mejor estar conformes a donde podamos llegar. Pero la escuela nos hace pensar que estar conformes con el esfuerzo es debilidad y que somos ignorantes. 
       La verdad no saco buenas calificaciones, siempre saco el promedio y eso me hace feliz, no fallo y no me desespero por llegar aún más lejos, claro también es porque soy un poco flojo, pero yo ya estoy feliz. Pero luego me siento tonto, ya que todos se preocupan por exentar, se preocupan por subir mucho más su promedio, por memorizar el examen. Esto me hace sentir que soy inferior a todos y me hace sentir incomodo en la escuela, pero me doy cuenta de que en realidad todos tenemos el mismo intelecto, puesto que nadie entiende lo que está estudiando. 
       Aveces escucho algunos compañeros que creen que su vida se acabó porque no exentaron, pero llegaron a una calificación muy alta, o gente que exenta, pero no son nada listos, solo copiaron, entregaron tareas y memorizaron la guía. 
       Otra cosa que hace la escuela es hacer que nos importen los números, puesto que la gente no siente que eres listos porque sacaste 7, pero ese siete es por tareas, o acentos, pero el examen se te hizo regalado, incluso ni estudiaste, y al resto se les hizo difícil, pero la calificación importa para ellos y para todos, inclusos las universidades u otras prepas, les importa tu promedio para dejarte entrar o apoyarte económicamente. La escuela nos infiere el ser perfectos, pero a causa de esto la gente se desespera y no viven felices su juventud. 
       El criterio de evaluación de la escuela es así: tienes que subir un árbol, en una rama hay un balde con 10 litros, debes subir y tomar el agua de ese balde con la mano y echarlo en otro balde del mismo tamaño, si se te cae un poquito de agua no lo podrás recuperar y tendrás que ser lo inhumanamente ágil posible para que llenes los 10 litros exactos en el otro balde. 
       Ésta es la forma en la que nos califican, tenemos que ser perfectos. Una forma de calificar, que sería mucho mejor y más cómodo seria la siguiente: toma agua de ese río que está en esa colina y tráela a este balde, en el que caben 10 litros de agua, en un lapso de una semana. Esto sería más cómodo, puesto que, si se te cae agua, solo vuelves, puesto que será infinito, en lugar de que ya tengan todo contado. 
       ésta es la razón por la que odio la escuela, pueden pensar lo que quieran, pero esta es mi razón. Lo malo es de que no cambiará, lo bueno es de que ya voy a acabar la prepa. 

1 comentario:

Ejercicio de escritura creativa . Contesta y envía.