jueves, 19 de octubre de 2017

Día de Muertos o Halloween

Tenemos la enorme dicha de ser de frontera. Muchos nacimos aquí y otros escogieron serlo. Con esta zona geográfica vienen un sin fin de oportunidades y responsabilidades.
       Tenemos la oportunidad de formar parte de una mezcla cultural única, la estadounidense con toques mexicanos y la mexicana con toques estadounidenses, todo depende de qué lado de la frontera vives.
       También es una enorme responsabilidad porque la manera como te comportas será visto con agrado o desagrado por tu comunidad. De ahí que tienes que encontrar un balance en la forma como hablas, te vistes y celebras.
       Pondré un ejemplo muy claro, estamos casi a medio mes de octubre y en Tijuana ya se vislumbran las decoraciones de Halloween por doquier: telarañas y arañas falsas sobre las ventanas (aunque algunas son bastante reales), brujas y calabazas huecas decorando jardines, fantasmas de papel colgados de árboles y demás colorida y linda parafernalia mortuoria.
       Los que crecimos aquí tenemos en el álbum unas cuantas fotografías con nosotros disfrazados de todo tipo de monstritos y personajes de fantasía: la princesa, el vampiro, el Power Ranger y un sin fin de disfraces que solo han aumentado las acciones y la cuenta bancaria de la compañía Disney.
       Salimos en bandadas con bolsas y calabazas de plástico pidiendo triqui triqui mucho antes de saber qué quería decir triqui triqui (frase mutilada del original "Trick or Treat" y regresábamos a casa con dulces de barrilito, chicles, masapanes, paletas Tootse Pop y uno que otro chocolate miniatura 3 Musketeers si bien te iba.
Dos días después ya estamos celebrando una de las ceremonias más antiguas de México: El día de muertos.
       Chocolate caliente, pan de muerto, calaveras de azúcar, flores de cempazuchitl, incienso de copal y la foto del pariente fallecido en el centro de todo.
       ¿Qué hace unos días no nos estábamos escondiendo de los muertos disfrazándonos y ahora los invitamos a comer?
       Afortunadamente hemos aprendido a convivir con todo tipo de costumbres y a adoptarlas de manera gustosa y respetuosa para convivir no solo con los muertos, sino con los vivos también. Para hacer amigos y mantenerlos y encontrarlos felizmente rodeando nuestro propio altar en un futuro esperemos muy lejano.
Feliz Halloween y feliz Día de los Muertos a todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cuentos para la paz

Recientemente el Colegio participó en el concurso internacional de "Cuentos para la paz" concurso anual que se realiza entre todos...