jueves, 21 de noviembre de 2019

CICLO CERRADO


De: Jonathan David

            Los ciclos son una serie de fases o estados por las que pasa un acontecimiento o fenómeno y que se suceden en el mismo orden hasta llegar a una fase o estado a partir de los cuales vuelven a repetirse en el mismo orden. Desde que existimos en el vientre de nuestra madre biológica, (en forma de feto) iniciamos varios ciclos que unos cuantos termínanos cuantos terminamos al momento de salir del vientre de nuestras madres. Siempre he dicho que hay dos maneras de iniciar un ciclo, de forma adrede y de forma accidental. Un ciclo es algo que no tiene final, pero al mismo tiempo lo tiene, lo que quiero decir es cuando se termina inicia el mismo ciclo, un ejemplo de la vida cotidiana serían los años.
El ciclo siempre ha existido desde los principios de los tiempos, uno ya terminados y otros en cambio no, o solo simplemente los desconocemos. El ciclo es algo omnipresente en todos los lugares existentes y todos estamos condenados estar con ella, aunque seamos rocas, arboles, agua o algo somos afectados por algo que llamamos ciclo, e incluso lo que hemos inventado por el paso del tiempo. Un ciclo es imparable y no puede ser detenido por que todas las cosas que vemos y las que no tendrán que pasar una etapa, solo podemos adelantarlo o prolongarlo. El cambio climático sería un gran ejemplo y aparte lo estamos viviendo y erróneamente lo llamamos ¨el fin del mundo¨ cuando lo deberíamos llamar ¨el fin de la era humana¨, el
planeta ha vivido en muchos ciclos de creación y destrucción en todo su tiempo de existencia, los dinosaurios se extinguieron por una roca espacial, los insectos gigantes se extinguieron en el final de la era del carbonífero porque hubo un cambio en el clima (y siempre se trató de la especie dominante en ese tiempo que se extinguieron) y la pregunta sería ¿Cómo y cuándo se acabara la era del hombre? Ya que nada es por siempre.

jueves, 14 de noviembre de 2019

La Revolución
De: Arnaldo Arrecillas
La revolución siempre ha sido concepto que ha afecto a la humanidad en distintos niveles de magnitud, en algunas ocasiones la palabra solamente ha logrado cambios menores o ninguno cuando falla, pero en otras ocasiones ha hecho que un montón de cosas en la sociedad cambien a un nivel que logra que las cosas no puedan volver a ser iguales a como lo eran antes de la revolución, esto ha ocasionado que la palabra se convierta en un símbolo, uno que a veces se ve bajo una luz positiva donde se le aprecia como algo que ha traído libertad, salud y amor, mientras que en otras ocasiones la palabra se dice con burla por quienes ven al cambio como algo completamente inútil o incluso lo que dicen que el cambio es imposible de lograr. La palabra ha participado en miles de sucesos, pero ¿cuáles de estos han sido los que mejor reflejan a la palabra y cuales utilizan a la revolución como una simple excusa para justificar sus acciones? es lo que muchos se han preguntado durante su vida.
       Una de las revoluciones más grandes de toda la humanidad fue la Revolución Francesa, la cual su impacto fue tan grande que no solo se crearon obras maestras tanto en escritura como en poesía para representarla, sino que también fue quien sentó las bases para que en el futuro las personas de otras naciones participaran por acontecimientos similares y pudieran realizar sus propias revoluciones cuando lo vieran necesario para obtener un futuro mejor para ellos, en el otro lado de la moneda tenemos grupos que simplemente realizan crímenes y generan caos en todo el mundo para después utilizar a la revolución como una excusa para explicar la razón de sus acciones.
       Pero la revolución es más que simplemente rebelarse contra alguna organización opresiva o rehacer algún gobierno, la revolución también ha tenido lugar en los avances que la humanidad ha hecho a lo largo de su historia, siendo los avances tecnológicos los que han tenido mayor relación con la revolución, un ejemplo siendo la revolución industrial, la cual cambio completamente la productividad en el trabajo, pero tristemente estas revoluciones tienen sus lados negativos, como se pudo ver con el hecho de que hubo una gran tasa de despidos en esa época y por lo tanto muchas personas se quedaron sin trabajo con el cual pudieran ganar dinero para alimentar a su familia.
En sí la revolución ha sido algo que ha estado acompañado a la humanidad mucho antes de que incluso la palabra existiera, ha generado tanto cosas buenas como malas, pero nadie puede negar que ha tenido un impacto enorme en nuestra historia, solo podemos esperar que en el futuro la palabra sea utilizada bajo una luz positiva y traiga cambios que beneficien a nuestros descendientes con el menor número de repercusiones negativas posibles.

jueves, 17 de octubre de 2019

¿Quién soy yo?

De: Aleida Villa

Seguramente el día que naciste ya tenias un nombre asignado, una ropa con un determinado color, un apellido, domicilio y una serie de códigos sociales que te definían dentro de una sociedad. Nadie pues, nace y al momento de verlo el doctor dice: --¡Ah! este tiene cara de Juan, o de Esmeralda, o de Wang Fo.
Desde el momento en que introducimos el aire del planeta a nuestros pulmones, y me atrevo a decir que desde el vientre de nuestra madre mismo, ya nos envolvieron en un mundo de ideas, rituales y creencias que determinarán nuestra manera de pensar y actuar. 
Lo que me obliga a hacerme la pregunta ¿quién soy en verdad? ¿soy un individuo o solo la manifestación de ideas y creencias de un grupo de personas? ¿Tengo en verdad una personalidad propia?
Alguna vez te toparás con la materia de Sociología y estudiarás que todos tenemos un desarrollo subjetivo y objetivo en la sociedad. El objetivo es el que todos compartimos y heredamos desde nacimiento hasta morir. el subjetivo es la visión personal que tenemos de nuestro entorno y tiempo de vida. 
Te darás cuenta que tus compañeros de clase portan el mismo uniforme que tu (desarrollo objetivo), pero fuera de la escuela los gustos de  tu compañero de salón a la izquierda y derecha, enfrente y atrás son muy diferentes a los tuyos (desarrollo subjetivo). Vestirán ropa diferente, tendrán gusto por música variada, no comerán las mismas cosas. Todo es diferente, pero a la vez familiar pues tendrás una variedad de donde escoger dentro de tu propia cultura.
¿Quién soy yo entonces? Creo que jamás lo sabré, pues toda manera de pensar esta asociada con algo aprendido dentro de la sociedad y no existe otra manera de indagar las cosas. Incluso cuando pienso lo hago en un idioma aprendido y una organización de ideas estudiadas a través de experiencias aprendidas de otros. No hay persona libre de experiencias compartidas entonces. Pero, tal vez eso sea bueno, pues la fortaleza de la humanidad ha sido que hemos logrado encontrar, entre todas las culturas del mundo, puntos en común que nos permite afrontar cualquier problema; ya sea hambre, o miedo, o frío, siempre hay alguien a nuestro lado para ayudarnos.
¿Seré yo esa persona entonces? Un individuo que existe para apoyar a otro individuo o para recibir el apoyo de otros. Habrá que eliminar la palabra yo de nuestro vocabulario diario y dejarlo de hoy en adelante como nosotros.

jueves, 3 de octubre de 2019

Hora de un cambio de hoja

Por: Arnaldo Arrecillas.

Ya es otoño y poco a poco se está empezando a notar, tal como las viejas hojas caen de las ramas de los árboles para que nuevas hojas puedan empezar a crecer también hemos terminado un bimestre y ahora tendremos que empezar otro, supongo que en la vida el cambio siempre será inevitable sin importar cuando deseemos el poder estar siempre en una época más simple, aunque algo bueno de esto es que ha logrado que podamos crecer como personas al tener que aprender a adaptarnos para poder vivir una vida feliz y poder lograr éxito en el nuevo entorno en el que estemos.
       Cada persona ha estado en un cambio constante aun cuando la misma persona no se da cuenta, lo que algo puede parecer trivial para nosotros puede fácilmente cambiar la percepción que tienen otras personas sobre nosotros, pues todos cuando éramos muy jóvenes tendíamos a compartir los mismos gustos, pues el divertirse y socializar con otros niños son las únicas preocupaciones que tenemos cuando apenas somos infantes, pero con el pasar del tiempo las personas van cambiando, adquieren nuevos gustos y disgustos, se distancian de viejas amistades para crear nuevas con las que comparte sus nuevos gustos e incluso en algunas ocasiones parece que se convierten en una persona totalmente diferente, estos cambios ocurren por múltiples razones, ya sea el entorno en el que vive la persona, las relaciones que tiene con la gente a su alrededor, la forma en la que fue criado y gustos personales que han sido siempre parte de él, esto puede ocasionar que algunas personas quieran escapar del cambio, tienen miedo de tener que dejar atrás todo lo que alguna vez conocieron para adentrarse en un cambio completamente desconocido el cual podría arruinarles todo el esfuerzo que han puesto para tener la vida que siempre desearon.

       Aun con todo, el cambio siempre ha sido algo esencial para el mundo y para nosotros como personas, puede que en algunas ocasiones nos dañe o incluso nos quite todo lo que tenemos, pero también hay otras ocasiones en las que puede traernos una inmensa felicidad y satisfacción, todo en este mundo ha cambiado desde siempre, hemos tenido que aprender que nada es eterno y que incluso lo que ha estado presente durante millones de años fácilmente podría acabarse en un parpadeo, pues todo tiene un principio y final, pero el final puede llegar a ser un nuevo principio para todos. Siempre he creído que la mayor fortaleza del ser humano es su capacidad de cambiar para poder afrontar los desafíos que se le presentan, muy pareció a la evolución en sí misma, pero mientras que la evolución se centra más en la supervivencia el ser humano cambia para poder lograr cosas que no son completamente necesarias para sobrevivir, ya se para poder conseguir un trabajo o simplemente querer impresionar a las personas cercanas, estos cambios pueden resultar muy variados dependiendo de muchos factores, pero creo que en general todo cambio ya sea para mejor o peor es interesante en sí mismo.
       En sí creo que siempre tenemos que tener en claro que el cambio siempre estará presente, puede que no lo quiera o incluso que le temas, pero debes saber que es imposible escapar de él, por lo que creo que lo mejor que podemos hacer es simplemente intentar hacer nuestro mayor esfuerzo, puede que la vida nos de cosas malas o buenas pero el cómo las utilizamos para poder vivir nuestra vida ya es asunto de cada persona, también tenemos que tener presente que nosotros incluso sin darnos cuenta hemos cambiado cada día de nuestras vidas y por lo tanto lo mejor es simplemente mirar al futuro y prepararse para lo que se avecina .

jueves, 26 de septiembre de 2019

¿Eres minimalista o maximalista?

Por: Aleida Villa
Por mucho tiempo asociamos la fortuna y la riqueza de una persona con la cantidad de objetos que poseía. La abundancia y felicidad se manifestaba por el tamaño de su casa, cantidad de máquinas, y acumulación de amenidades, servicios y objetos decorativos que rodeaban y se mantenían en órbita de la persona. De un momento a otro la calidad dejó de ser importante y asumimos que era lo mismo que cantidad.
Esa manera de pensar ha ido, literalmente, perdiendo peso gracias a que la población mundial empezó a ver los problemas en que hemos metido al planeta por la producción desmesurada de productos desechables o productos de poca utilidad.
Aunque muchas personas ven ahora el valor de una vida reducida de objetos pero abundante de experiencias, aun hay algunos que tienen pasión por coleccionar cosas dado al valor sentimental que le apegan.
Para descubrir qué tipo de persona eres tú, realiza este simple examen para determinar si eres un minimalista o un maximalista:

Eres un maximalista si:
1. Tu mochila no tiene un espacio fijo en casa.
2. Tienes más de 10 plumas de diferentes colores y sigues acumulando más cada año.
3. Tienes más de 5 libretas empezadas pero nunca logras terminar una.
4. De la ropa en tu closet solo utilizas regularmente el 30%.
5. Te has encontrado zapatos en tu closet que no sabías aun tenías.
6. Tu celular tiene más aplicaciones de las que utilizas. ¡Pero se ven genial en la pantalla!
7. Crees que tu recámara es demasiado chica.
8. Tienes un cajón de "por-si-acasos" cosas que guardas por si acaso lo necesitas.
9. Tienes un anaquel con los libros y manuales que usaste en la escuela hace dos, tres, cuatro años.
10. Regularmente necesitas usar algo pero no tienes idea en dónde se encuentra.
11. Guardas todo porque lo necesitarás cuando los zombies, extraterrestres o genes mutantes ataquen.

Eres un minimalista si:
1. Todo en tu recámara tiene asignado un lugar de descanso.
2. Si quisieras dormir abajo de tu cama cabrias con facilidad y comodidad.
3. Si una cosa entra a tu recámara, otra cosa tiene que salir.
4. Reciclar es tu religión y Marie Kondo es una de sus diosas.
5. Profe ¿puedo usar carpeta en lugar de cuaderno? es una frase que utilizas al inicio de cada ciclo.
6. Si ya no te queda, ya no entra al closet.
7. Tienes menos de 5 juguetes de tu infancia guardados en casa.
8. Si vas al Oxxo, al Seven o a Starbucks, llevas tu vaso térmico, bolsa reciclable o no compras nada.
9. Usas regularmente más del 70% de la ropa que tienes en el closet.
10. Crees que tu recámara es demasiado grande.
11. Consideras que este número 11 ya es demasiado porque resta balance a la lista.

¿Y entonces? ¿Qué tipo de persona eres? ¿Crees que haya en tu vida espacio para mejorarla? Siempre hay oportunidades para mejorar. ¡Éxito!

jueves, 19 de septiembre de 2019

Testofobia

De: Aleida Villa
Son pocas las personas que disfrutan o sienten indiferencia al realizar exámenes que pongan a prueba sus habilidades intelectuales. Para muchos el tener que comprobar que has aprendido lo mismo o más que sus compañeros de clase, o lo suficiente para aprobar una materia es algo que generalmente nos llena de ansiedad y, algunas veces, terror. A esa situación se le llama testofobia.
La testofobia generalmente se manifiesta físicamente cuando recibimos un examen oral o escrito y sentimos nuestro corazón palpitar con más fuerza, las palmas de nuestras manos y la frente empiezan a sudar profusamente y nuestras piernas se agitan intentando darnos un poco de confort.
Emocionalmente podemos experimentar pánico y sentimientos de inseguridad, tal vez coraje o tristeza al visualizar lo que puede suceder de no pasarlo, y eso es aun cuando no hemos empezado a responder el examen.
Es común tener esta experiencia a lo largo de nuestra vida académica dado al valor elevado que se le da a los exámenes en nuestra sociedad. Desde pequeños somos sometidos a la comprobación de habilidades para pasar de un nivel a otro y cuando no lo logramos se nos reprende o castiga públicamente. Mientras vamos creciendo, y si la mayor parte de nuestros exámenes obtuvieron calificaciones bajas, vamos asociando una prueba con algo negativo en lugar de vincularlo a un simple diagnóstico de habilidades adquiridas o identificación de dificultades en cual es necesario trabajar.
¿Qué puedes hacer para combatir este temor?
Antes del examen:
1.- Si saltar de un avión es inevitable, revisa tu paracaídas y prepárate. Revisa tus notas, complementa con las de tus compañeros y estudia.
2.- Enfrenta a los leones. Pregunta a tu maestro cuáles cree son tus puntos débiles y trabaja en ellos para crear fortalezas.

Durante el examen:
1.- Respira profundamente, el aire es gratis. Estar consciente de tu respiración orientará tu atención a otros pensamientos y oxigenará tu cuerpo. Lo mismo pasará si colocas una bolita de papel en la boca. El sentir su textura, grosor y sabor debilitará tu ansiedad y te permitirá contestar el examen de manera más libre y despreocupada.
2.- Desaparece. Deja de pensar en qué es lo que está contestando tu compañero o la razón por la que terminó más rápido que tu. Cada quien tiene sus tiempos y procesos. Aduéñate de tu espacio y concéntrate en ti.
3.- Reconoce que esa prueba no define tu valor como persona o tu inteligencia total. Es solo un simple examen de una simple materia en una simple escuela. Es uno de muchos eslabones en una escalera con muchos caminos que subirás. No todos tenemos las mismas habilidades y fortalezas y no todo se define a través de un examen.

Después del examen:
1.- Corta ese cordón umbilical. No pienses más en ese papel y déjalo ir. Ya retornará evaluado y entonces verás qué medidas tomar para mejorar tus habilidades. 
2.- Vuelve a enfrentar a los leones. De nada sirve un examen si después no hacemos nada para mejorar nuestro aprendizaje. Aprecia tus errores tanto como tus logros y acepta que ningún humano es perfecto... pero lo podemos intentar.

jueves, 12 de septiembre de 2019

Independencia

A vísperas de dar el 209 grito por la Independencia de México, uno puede aprovechar la oportunidad para analizar el significado y la extensión de esa palabra en nuestra propia vida. "Independencia", ¿qué significa la palabra independencia para ti? ¿Será sinónimo de libertad o es simplemente dejar de depender y compartir las necesidades de un hogar? ¿Se puede luchar por ser independiente pero seguir viviendo en amistad y en el mismo lugar? ¿en qué momento uno se puede declarar independiente?
Uno puede pensar que ser una persona independiente es hacer lo que nos de la gana hacer y dejar de esperar que alguien superior nos de permiso o los recursos para hacer algo, nuestra libertad se ve limitada no por nuestros deseos, pero por los deseos de otra persona.
Pero ser independiente tal vez sea buscar convivir de una manera equitativa con aquellos que nos dieron cobijo en nuestra juventud. Es también adquirir responsabilidades que antes no teníamos: obtener un trabajo, aportar al gasto familiar, responsabilizarte no solo por tus horarios y traslados sino de todos los miembros de la familia, etc.
Tenemos una idea romántica sobre lo que es adquirir la independencia. nos imaginamos en una lucha de poderes en la que, tras golpes, rasguños y pérdidas, alguien tendrá que salir victorioso y otro se tendrá que lamer las heridas. Pero también puede ser algo tranquilo, un diálogo de acuerdos y compromisos hasta lograr un mismo nivel comunicativo. Claro, es un enorme reto. Algo difícil de lograr. Por algo casi todos los países celebran su "lucha" por la independencia.
Pero el lograr declararse un ser independiente vale la pena. Es el derecho de todo individuo probarse ante el mundo. Descubrir si tienes lo suficiente para sobrevivir ante las hostilidades de una civilización siempre cambiante y ver si tu mismo puedes ser partícipe positivo de esos cambios.
Pero la independencia requiere paciencia, recuerda a Ikaro quien voló demasiado alto y encontró su muerte desplomándose en el mar por no escuchar los consejos de su padre. No nos soltemos y descartemos las enseñanzas de otros que nos llevaron de la mano en la juventud. Aprendamos todo lo posible y en el momento preciso, necesario, lancémonos al mundo agradeciendo a otros.
Recuerda que solo cuando el respeto a los ideales, valores y derechos de otros sea mutuo y sin intereses egoístas en verdad podremos llamarnos independientes.

CICLO CERRADO

De: Jonathan David             Los ciclos son una serie de fases o estados por las que pasa un acontecimiento o fenómeno y que se...