miércoles, 21 de febrero de 2018

Sirako en Tijuana

El pasado noviembre, celebrando en el colegio el Día Nacional del libro / Natalicio de Sor Juana Inés de la Cruz, recibimos la visita de dos creativos y brillantes moneros (cronistas ilustradores): Sirako y Rictus que platicaron con la comunidad Ibero sobre su trabajo. Pueden leer la nota aquí.
Hace unos días el "ilustrodorólogo" Sirako, nos envió una crónica de sus andanzas por Tijuana en esos días y tuvimos la suerte de figurar en ella. Aquí, con permiso del autor, la publicamos con gusto:
Si quieres conocer más sobre el trabajo de Sirako, aquí te dejamos el vínculo a su espacio: Sirako

lunes, 19 de febrero de 2018

Celebrando la amistad

MIÉRCOLES, 14 DE FEBRERO.- Contagiados con entusiasmo y alegría prepararon y compartieron los maestros de la coordinación de comunicación y lenguaje de bachillerato, una divertida actividad llamada Encuentra a tu media naranja, para celebrar el día del amor y la amistad con toda la comunidad Ibero.
En el evento, realizado por segundo año consecutivo en el patio central durante el receso largo, participaron libremente alumnos de preparatoria y maestros que se detenían a escuchar poesía declamada por los alumnos internacionales del colegio en su idioma natal, y a ver a las parejas que encontraban a su "media naranja" a través de un fragmento de poema previamente repartidos en clase.

       La actividad tiene como fin principal unir a compañeros de escuela que regularmente no se frecuentan porque pertenecen a salones diferentes. Cada alumno recibe un fragmento poético al que se le incluye un número. Si ese alumno descubre la secuencia de ese número en otro salón se acercan con su media naranja a un maestro de Comunicación y lenguaje para recibir un premio sencillo y una felicitación.
 
       La actividad ha sido divertida y se ha aceptado con alegría porque celebra lo mejor de nosotros, la amistad y la perseverancia por resolver un problema de manera lógica.
Aparte de "Encuentra tu media naranja" no perdimos la oportunidad de promover el trueque del libro con un toque especial de San Valentin. Apapachar a un libro y dejar que el autor nos abrace y haga viajar entre su historia de los vínculos más especiales que la humanidad a dado a sus congéneres.


jueves, 18 de enero de 2018

No te detengas


No dejes que termine el día sin haber crecido un poco,
sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños.
No te dejes vencer por el desaliento.
No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte,
que es casi un deber.
No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario.
No dejes de creer que las palabras y las poesías
sí pueden cambiar el mundo.
Pase lo que pase nuestra esencia está intacta.
Somos seres llenos de pasión.
La vida es desierto y oasis.
Nos derriba, nos lastima, nos enseña,
nos convierte en protagonistas
de nuestra propia historia.
Aunque el viento sople en contra,
la poderosa obra continúa:
Tu puedes aportar una estrofa.
No dejes nunca de soñar,
porque en sueños es libre el hombre.
No caigas en el peor de los errores:
el silencio.
La mayoría vive en un silencio espantoso.
No te resignes.
Huye.
“Emito mis alaridos por los techos de este mundo”,
dice el poeta.
Valora la belleza de las cosas simples.
Se puede hacer bella poesía sobre pequeñas cosas,
pero no podemos remar en contra de nosotros mismos.
Eso transforma la vida en un infierno.
Disfruta del pánico que te provoca
tener la vida por delante.
Vívela intensamente,
sin mediocridad.
Piensa que en ti está el futuro
y encara la tarea con orgullo y sin miedo.
Aprende de quienes puedan enseñarte.
Las experiencias de quienes nos precedieron
de nuestros “poetas muertos”,
te ayudan a caminar por la vida
La sociedad de hoy somos nosotros:
Los “poetas vivos”.
No permitas que la vida te pase a ti sin que la vivas.
                                                         --Walt Whitman

lunes, 1 de enero de 2018

Caída libre

Por: Aleida Villa

Te has metido en un enorme problema, gigantesco, increíblemente inmenso y no hay manera de salirte. Lo peor es que no tuviste opción, simplemente apareció el problema como un precipicio frente a ti y valiente o ingenuamente te lanzaste, y ahora has empezado a caer veloz y furiosamente hasta lo más recóndito del abismo.
No estás solo, bajando contigo viene tu familia, amigos y demás personas que te encontrarás flotando erráticamente en tu entorno.
Algunos bajan con un estado de tranquilidad casi zen envidiable. Están seguros de que todo saldrá bien al final. Otros lanzan manotazos y gritos despavoridos intentando aferrarse a una inexistente pared o intentando atraer otros cuerpos aferrándose a ellos por la fuerza para evitar llegar al final de la caída con el resto de la humanidad.
Pero tú, tranquilo. No te preocupes, a pesar de que no hay salida, tienes la oportunidad de aprender en los siguientes 347 días varias técnicas y estrategias que te ayudarán a flotar y aterrizar tan ligero como una pluma hasta arribar a salvo a la base.
Así es camarada, has caído voluntariamente en el 2018 y no hay otra cosa que hacer más que aceptar el reto para sobrevivir hasta el final.
Vayamos creando un plan que nos dé un poco más de seguridad en nuestra caída:

    Empecemos aligerando nuestra carga. Soltemos esas cosas que no necesitamos y que, como las cadenas que cargaba Jacob Marley (el antiguo socio de Scrooge), se nos fueron acumulando sin razón. déjalas ir, son riendas sueltas que solo sirven para que otras personas con menos que buenas intenciones tengan de donde sostenerse a nosotros y no nos ayudan en nada. Has una bola de estambre con todos los cabos sueltos y lánzala lo más lejos de ti para que caigas libremente y sin preocupaciones.

       Mejora tu técnica. Hay que caer con estilo. Sé el Felix Baumgartner de la localidad y aprende cómo moverte y cómo anticipar obstáculos. Si tu cuerpo y tu mente son los únicos recursos a tu alcance, aprende a sacarles la mayor ventaja.

      Crea alianzas. Recuerda, no vas solo. Toda la humanidad va contigo, y aunque te encontrarás algunas personas que querrán utilizarte como un paracaídas, la mayoría simplemente querrá compañía en ese largo viaje de más de 300 días. Hagan círculos y figuras geométricas divertidas. Enséñales a caer y aprende de ellos también.

       Por último, recuerda que no es tu primer precipicio, llevas ya más de 16 o 17 caídas, y aunque en todas ellas has sostenido la mano de tus padres y familia, ve soltándote un poco, gira, intenta realizar marometas por tu cuenta, aléjate de tus círculos un poco y métete en otros, puede que aprendas nuevas formas para navegar.
       Y bien compañero de caída, te dejo con las muy elocuentes palabras de la autora estadounidense Leena Ahmad Almashat: “Aquellos que no se lanzan, nunca volarán”.
Si ya nos lanzamos, no hay más que volar juntos.
¡Éxito!

miércoles, 13 de diciembre de 2017

Exitoso y alegre el festival de Navidad de secundaria.

Muy emotiva celebración navideña presentó el día de hoy la Academia de Idiomas de nivel secundaria en las instalaciones del colegio. Este año el tema One World, One Heart (Un mundo, un corazón), pone en escena la necesidad que tiene el mundo por unir esfuerzos chicos y grandes que unifiquen un mundo en necesidad de paz y felicidad.
      Rodeados de adornos navideños, música, comida y el ánimo de todos los alumnos y docentes de secundaria, se presentaron dramatizaciones, coros en inglés, francés y español, composiciones instrumentales y divertidas sudaderas con decorados navideños para el encanto de los chicos invitados del Centro Eunime y Casa La Esperanza.
       Con mucha anticipación participaron en la preparación del evento todos los alumnos de secundaria, coordinados por los departamentos de idiomas, artes, deportes, la coordinación de Formación Ignaciana, y la sociedad de padres de familia, últimos que compartieron una deliciosa comida de tamales, frijoles y pasta para todos los invitados, alumnos y compañeros del colegio.
Al final no hubo chico que no se quedara con uno, o dos regalos entre sus manos entregados por los mismísimos Santos Reyes Magos que llegaron en una panel del colegio.



El evento se ha realizado con mucho entusiasmo por siete años consecutivos, motivando a los jóvenes a dar lo mejor de ellos mismos para el prójimo y cultivar el espíritu navideño entre ellos y su familia.

  

 

 

 




jueves, 23 de noviembre de 2017

¿Por qué detesto la escuela?



Por: Cristan Medina
A lo largo de mi vida he sentido un desprecio por la escuela, no sabía con exactitud cuál era la razón, pero ya descubrí cual es. La escuela nos mete en el “círculo del 99”. Si no sabes que es el círculo del 99, te diré. 
       Hace poco vi un cuento que trata de un rey que tiene un sirviente esclavo muy feliz, siempre estaba contento y era muy amable, el rey le preguntó la razón, el sirviente le dijo, que no tenía razón de ser infeliz, tenía hogar, familia y sus necesidades estaban satisfechas. 
       El rey se enojó, le preguntó al más sabio de sus sabios la razón de la felicidad de su sirviente, éste le dijo que es porque no ha entrado al “círculo del 99”. Éste círculo hace referencia a que falta solo un numero para que sea perfecto, para que llegue al cien, y cuando forzaron al sirviente a entrar a este círculo, se volvió infeliz y gruñón. 
       Ahora bien, ¿por qué digo que la escuela nos mete en este círculo? Porque nos obligan a ser perfectos. 
       En mi opinión el ser perfecto no existe, es un destino al que jamás llegaremos, ya que el camino se hace más largo cuando caminamos, y en ese recorrido nos frustramos y desesperamos porque damos pasos atrás, o nomas no podemos avanzar, por eso es mejor estar conformes a donde podamos llegar. Pero la escuela nos hace pensar que estar conformes con el esfuerzo es debilidad y que somos ignorantes. 
       La verdad no saco buenas calificaciones, siempre saco el promedio y eso me hace feliz, no fallo y no me desespero por llegar aún más lejos, claro también es porque soy un poco flojo, pero yo ya estoy feliz. Pero luego me siento tonto, ya que todos se preocupan por exentar, se preocupan por subir mucho más su promedio, por memorizar el examen. Esto me hace sentir que soy inferior a todos y me hace sentir incomodo en la escuela, pero me doy cuenta de que en realidad todos tenemos el mismo intelecto, puesto que nadie entiende lo que está estudiando. 
       Aveces escucho algunos compañeros que creen que su vida se acabó porque no exentaron, pero llegaron a una calificación muy alta, o gente que exenta, pero no son nada listos, solo copiaron, entregaron tareas y memorizaron la guía. 
       Otra cosa que hace la escuela es hacer que nos importen los números, puesto que la gente no siente que eres listos porque sacaste 7, pero ese siete es por tareas, o acentos, pero el examen se te hizo regalado, incluso ni estudiaste, y al resto se les hizo difícil, pero la calificación importa para ellos y para todos, inclusos las universidades u otras prepas, les importa tu promedio para dejarte entrar o apoyarte económicamente. La escuela nos infiere el ser perfectos, pero a causa de esto la gente se desespera y no viven felices su juventud. 
       El criterio de evaluación de la escuela es así: tienes que subir un árbol, en una rama hay un balde con 10 litros, debes subir y tomar el agua de ese balde con la mano y echarlo en otro balde del mismo tamaño, si se te cae un poquito de agua no lo podrás recuperar y tendrás que ser lo inhumanamente ágil posible para que llenes los 10 litros exactos en el otro balde. 
       Ésta es la forma en la que nos califican, tenemos que ser perfectos. Una forma de calificar, que sería mucho mejor y más cómodo seria la siguiente: toma agua de ese río que está en esa colina y tráela a este balde, en el que caben 10 litros de agua, en un lapso de una semana. Esto sería más cómodo, puesto que, si se te cae agua, solo vuelves, puesto que será infinito, en lugar de que ya tengan todo contado. 
       ésta es la razón por la que odio la escuela, pueden pensar lo que quieran, pero esta es mi razón. Lo malo es de que no cambiará, lo bueno es de que ya voy a acabar la prepa.